Demencia senil en perros: síntomas, tratamiento y consejos

¿Tu perro sufre demencia senil? La primera vez que escuché hablar sobre la demencia en perros fue en la consulta del veterinario, cuando Ricart le diagnosticó a Pelusa demencia senil. A partir de ese día, mi vida y la de Pelusa cambiaron. Yo tuve que aprender mucho sobre la demencia senil en perros. Pero también tuve que cambiar algunos hábitos y rutina porque Pelusa estaba cambiando su comportamiento, debido a la demencia senil canina.

La demencia senil canina que sufrió Pelusa marcó un antes y un después en nuestras vidas. Y lo peor de todo, esta enfermedad contribuyó mucho a que poco a poco Pelusa se apagara. Por eso, creo que es muy importante detectar la disfunción cognitiva canina a tiempo, y hacer todo lo posible para que nuestro perro siga teniendo la mejor calidad de vida posible. Ellos se merecen vivir hasta su último día rodeados de amor y cuidados, porque eso es lo que hacen ellos con nosotros durante toda su vida: regalarnos su amor incondicional.

Qué es la demencia en perros

Redactar este artículo me trae muchísimos recuerdos, ya que sufrí mucho viendo a Pelusa cambiar tanto debido a esta enfermedad. Si te soy sincera, escribir este post ha sido el más difícil y duro que he redactado jamás, pero quiero hacerlo por ella. Por Pelusa y por todos los perros que, al igual que ella, sufren demencia senil canina.

Si tienes un perro con demencia, ojalá esta información te sea útil y os ayude. Pero, por favor, no olvides que lo más importante es que un veterinario profesional vea a tu perro, y sea él quien diagnostique si tiene o no disfunción cognitiva canina.

¿Qué es la demencia en perros?

El Síndrome de Disfunción Cognitiva Canina (SDC), también conocido como alzhéimer en perros o demencia senil canina, es un trastorno neurodegenerativo caracterizado por una disfunción cognitiva. Se trata de una enfermedad gradual y crónica que crea cambios patológicos en el cerebro y que ralentizan el funcionamiento mental de los perros. Como consecuencia, los perros sufren pérdida de memoria, cambios en la función motora y en comportamientos que forman parte de su rutina habitual.​

Cuando un perro padece demencia senil, lo que ocurre en su cerebro es que la proteína beta-amiloide se acumula y genera unos depósitos de proteínas llamados placas. Con el paso del tiempo, y a medida que el perro envejece, las neuronas mueren y el líquido cefalorraquídeo llena el espacio vacío dejado por las células nerviosas muertas.

¿Puede prevenirse la demencia en perros? A pesar de los numerosos estudios, se desconoce la causa exacta. Sin embargo, se ha demostrado que la actividad física y la estimulación mental ayuda a mantener la salud de tu perro.

Aproximadamente el 62% de los perros mayores de 10 años sufren el Síndrome de Disfunción Cognitiva

Síntomas de la demencia en perros

La disfunción cognitiva canina es una enfermedad que padecen los perros, pero muestra síntomas parecidos a los que sufren las personas con demencia senil enfermedad de Alzheimer.​

El síndrome de disfunción cognitiva canina afecta a perros mayores, especialmente, a perros mayores de 10 años. Los síntomas que padece un perro con demencia pueden confundirse con comportamientos propios de un perro en la etapa de la vejez. Sin embargo, cuando observamos todos estos síntomas en un perro que tiene más de 10 años, y se han descartado otras enfermedades, seguramente estemos ante un caso de demencia canina.

¿Cuáles son los síntomas de un perro con demencia senil canina?

​Los síntomas principales que puedes observar en tu perro para saber si sufre Disfunción Cognitiva Canina son los siguientes:

  • Desorientación:

Pierden poco a poco la capacidad para moverse por la casa libremente sin tropezar, empiezan a tener dificultades para recordar la posición de lugares específicos como muebles, escaleras, esquinas de las habitaciones. Por esta razón, no se recomienda cambiar de sitio su cuenco de agua y ponerle la comida en su punto habitual.

  • Cambios en la interacción social:

Pierden o disminuye el interés por interactuar, por ejemplo: dejan de pedir caricias, querer jugar, o simplemente estar a tu lado todo el día como siempre ha querido. También puede mostrar miedo ante situaciones que antes le gustaban o incluso rechazo a los abrazos y caricias.

  • Cambios en el comportamiento:

Realiza acciones repetitivas como beber, lamerse mucho, dar vueltas en círculo o deambular por la casa.

  • Cambios en el ciclo de sueño – vigilia:

Los perros con alzhéimer cambian su ciclo de sueño-vigilia y empiezan a dormir muchas horas de día. Sin embargo, por las noches están activos e inquietos. En el caso de mi perrita Pelusa, aunque durante el día le costaba caminar debido a su artrosis, por las noches estaba siempre muy inquieta. Algunas veces empezaba a correr por la casa superfeliz, y me invitaba a jugar con ella a las 12 de la noche.

  • Incontinencia o problemas de eliminación: 

Aunque hasta ese momento haya hecho sus necesidades en la calle o en un lugar en concreto, empezará a defecar u orinar donde quiera, como por ejemplo dentro de casa. Incluso las señales que solía transmitirte cuando quería salir para hacer sus necesidades, puede que deje de hacerlas. También puede sufrir incontinencia al sentir desorientación y no saber dónde hacer sus necesidades.

  • Nivel de actividad física:

Muestra menos interés a la hora de salir a pasear o simplemente interactuar contigo u otros animales con los que conviva. Tampoco reacciona a otros estímulos como la llegada de nuevas personas a la casa, sonidos fuertes, etc.

¿Cómo saber si mi perro tiene Disfunción Cognitiva o demencia senil?

Test de Disfunción Cognitiva Canina en perros

Además de la información que explico en este artículo sobre el alzhéimer en perros, mi veterinario de confianza también me explicó que podía realizar el Test de Disfunción Cognitiva Canina, así confirmar 100% su diagnóstico sobre Pelusa.

En este test, solo debes responder a algunas preguntas sobre tu perro que están relacionadas con los síntomas que he explicado anteriormente. Una vez las hayas respondido todas, deberás sumar los puntos para saber el resultado del test. Puedes hacer el Test de Disfunción Cognitiva Canina de forma online y gratis aquí.

Cómo ayudar a un perro con demencia senil: Consejos

Si tu veterinario detecta que tu perro padece demencia canina, seguro que te dará algunos consejos para ayudarle. Si no lo hace, pregúntale tú, por favor. A continuación, yo te cuento todos los consejos para ayudar a un perro con demencia senil que me dio a mí el veterinario. Pero también te comparto otros consejos muy útiles que aprendí por mí misma cuidando de Pelusa. Por favor, presta atención porque es muy importante que tengas todos estos consejos en cuenta:

  • Sigue una rutina de paseos diarios para que haga ejercicio con regularidad
  • Mantén a tu perro activo mentalmente
  • Enséñale trucos y jugad juntos (aquí encontrarás juegos de olfato caseros)
  • Introduce juguetes nuevos que le estimulen, como los juguetes interactivos o las alfombras olfativas
  • Evítale situaciones de estrés
  • Explorad nuevos lugares para que tenga nuevas experiencias
  • Id a parques caninos donde pueda jugar y socializar
  • Dale una dieta equilibrada y sana
  • Introduce en su dieta suplementos naturales para la salud cerebral
  • Evita reñirle o castigarle si sus nuevos comportamientos te molestan. No lo hace adrede, recuerda que tiene una enfermedad

Mi perro tiene demencia

Estos consejos son básicos para ayudar a tu perro con disfunción cognitiva canina y que, a pesar de los cambios que está experimentando, pueda seguir con una rutina saludable y vivir feliz.

Y aquí te añado otros consejos basados en mi experiencia personal cuidando de Pelusa, ¡ojalá ayuden a tu peludo!

  • Haced cosas que le gusten para que sea feliz y siga disfrutando de su vida
  • Disfrutad juntos de vuestra compañía y amor. Cada día a su lado siempre es un regalo
  • Cuida de su seguridad en el hogar
  • Protege cualquier lugar que pueda provocarle una caída por su desorientación, como balcón, terraza, ventanas, etc.
  • Protege las esquinas o zonas peligrosas donde pueda golpearse
  • Mantén la casa ordenada y evita tener muebles u objetos que puedan hacerle daño por el medio 
  • Si tu perro padece demencia senil muy avanzada y se da golpes por la casa debido a su desorientación, te recomiendo comprarle un aro protector para perros ciegos

 

Aro protector para perros ciegos

Ojalá yo hubiera encontrado antes el aro protector para perros ciegos  (que también sirve para perros con demencia grave) y así ayudar a Pelusa… Si a alguien le ayuda esta información para mejorar la calidad de vida de su peludo, habrá merecido la pena escribir este post ✨

Como te he comentado, Pelusa tenía demencia (disfunción cognitiva canina) y al principio no, pero unos meses antes de irse, su demencia empeoró tanto que comenzó a darse golpes contra la pared debido a su desorientación. Tenías que tenerla 24 horas vigilada para evitar que se hiciera daño y, además, se quedaba “atascada” cuando le pasaba esto y debías ayudarla para que siguiera su camino hasta su cama, comedero o donde quisiera ir.

Busqué y busqué mucha ayuda profesional y soluciones para mejorar su calidad de vida, hasta que encontré este producto para perros ciegos y pensé: Si esto les ayuda a los perritos ciegos, seguro que a Pelusa le ayuda. Y así fue.

Aro protector para perros ciegos o con demencia

Este aro protector es un arnés con un aro situado en su cabeza que evita que tu peludo se pegue golpes contra los muebles, paredes o cualquier cosa, ya que el aro le protege su cabecita. Es muy fácil de poner y no pesa, pero seguramente tu perro necesitará un tiempo hasta acostumbrarse a llevarlo. Yo lo compré en Amazon, pero en internet encontraréis muchas tiendas donde lo venden.

aro-protector-para-perros-ciegos-y-perro-con-demencia-senil

📸La primera foto pertenece a este producto en Amazon, y en la segunda os muestro el que le compré a Pelusa. Y Nina como siempre desde que ella no está… descansa en su cama que todavía huele a ella✨💕

¿Conocías este aro protector? ¿Lo has comprado alguna vez para tu peludo?

Tratamiento de la demencia senil en perros

El tratamiento de la demencia senil en perros se basa en varios pilares fundamentales: ambiente, estimulación mental y física, tratamiento farmacológico y tratamiento nutricional.

  • Estimulación cognitiva: A pesar de que la demencia en perros no tiene cura, sí puedes ayudar a tu perro mediante los consejos que he comentado antes. Por ejemplo, los juegos olfativos o juguetes interactivos que les hacen pensar son beneficios para su salud mental. Cuando tu perro juega al mismo tiempo está pensando, y en su cerebro se forman nuevas conexiones neuronales y se estimulan los neurotransmisores.
  • Modificación del ambiente: Es muy importante adaptar la seguridad de tu casa para evitar accidentes debido a su desorientación, mantén un lugar ordenado para evitar que se de golpes contra los muebles y recuerda mantener una rutina de paseos para que siga teniendo una actividad física.
  • Tratamiento farmacológico: El veterinario que diagnostique a tu perro demencia senil será quien pueda pautarte el tratamiento para tu perro en caso de ser necesario.
  • Tratamiento nutricional: Existen muchos suplementos alimenticios que pueden ayudar a tu perro con alzhéimer, tanto para prevenir la demencia como para tratarla e intentar que la enfermedad no avance rápido. No olvides consultar con un profesional cuál es la mejor opción para tratar la demencia en tu perro.

Existen diferentes suplementos naturales o componentes antioxidantes naturales formados por neuroprotectores que previenen el daño oxidativo en las células cerebrales.  Algunos de ellos son:

  • CroniCare Oil
  • Cognidine
  • Vitamina E
  • Vitamina C
  • Vitaminas del complejo B
  • Ácidos grasos omega 3 (DHA Y EPA) 
  • Extracto de cannabidiol (CBD)
  • Cardo mariano
  • Triptófano

La demencia en perros

Alzhéimer en perros

¿Cuánto tiempo puede vivir un perro con demencia senil?

Como he comentado antes, la disfunción cognitiva es un proceso degenerativo, y el avance de la enfermedad puede ser distinto en un perro u otro. Este proceso degenerativo puede durar entre 18 y 24 meses aproximadamente. Por supuesto, hay factores que influyen en el proceso y que pueden ayudar a tu perro, como seguir los consejos que he mencionado anteriormente, además del tratamiento recomendado por el veterinario.

Síndrome de Disfunción Cognitiva Canina

Mi experiencia con Pelusa: mi perra con demencia senil

Al principio Pelusa empezó a dormir más horas de lo habitual durante el día. Al poco tiempo, comenzó a despertarse para ir a beber, volver a la cama y a los 5 minutos volver a levantarse para beber de nuevo. Cuando vi que hacía este comportamiento repetitivo y extraño la llevé al veterinario. Allí le hicieron una analítica, entre otras cosas, pero todo salió bien. Así que en casa y en la calle seguí observando su comportamiento. Pero pronto empezó a no querer dormir conmigo, se asustaba cuando la acariciaba, no quería subir al sofá y tampoco interactuaba con Nina y Thor. Pensé que quizás se estaba quedando ciega porque también noté que deambulaba por la casa, y se quedaba “atascada” al lado de una pared. Incluso cuando no había nada más delante de ella que impidiera que siguiera su camino.

Cuando fuimos de nuevo al veterinario y le comenté todos estos cambios al veterinario, le hizo un exámen para ver cómo reaccionaba ante algunos estímulos. Después de hablar durante casi una hora sobre los nuevos comportamientos de Pelusa, y hacerle más pruebas, nuestro vete no tenía duda: Pelusa tenía principio de demencia.

Ricart me recomendó seguir las pautas y consejos que he ido explicando a lo largo de este post, y así lo hice.

Pelusa, además de la demencia, sufría un soplo en el corazón, artorisis y una enfermedad renal. Para todo tomaba sus medicaciones y complementos naturales. Por lo tanto, era muy importante hablar con el veterinario de cualquier cosa que fuera a añadirle, natural o fármaco.

Esta enfermedad cambió mucho a Pelusa, pero jamás su bondad.

La demencia de Pelusa avanzó rápido, sobre todo al final. Por eso me gustaría que, por favor, no olvides que cada día a su lado es un regalo. Tu perrito ahora te necesita más que nunca. Necesita tus cuidados, tus caricias, tu amor incondicional, tu paciencia. Necesita que entiendas que está enfermo y que ni lo merece ni lo puede evitar. Todos los cambios son debidos a una enfermedad que junto a tu veterinario podéis intentar controlarla y, sobre todo, seguir dándole a tu perrito la vida que merece.

Una vida llena de amor, cuidados, respeto y rodeado de quién más quiere: Tú.

 

Demencia senil en perros: Síntomas, tratamiento y consejos

Pelusa y yo deseamos que esta información te sea útil y, OJALÁ, os ayude mucho a ti y a tu perrito.

Si tienes un perro con demencia senil y quieres preguntarme cualquier cosa sobre mi experiencia con Pelusa, estaré encantada de ayudarte en lo que pueda💙

Si te ha gustado ¡no olvides compartir! 🙂
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin

2 comments

  1. Raquel

    Olá!
    Estou passando por uma situação parecida com minha cachorrinha e foi muito bom ler o teu post com tantas informações. Me senti amparada, não tão sozinha e perdida. É um momento de muita dor, mas concordo contigo: cada dia ao lado dos nossos peludos é um presente. Muito obtigada. Abraço.

    Responder

    1. Olá!
      Sinto muito que você e seu cachorro estejam passando por esse momento. Espero que seu veterinário esteja ajudando você e fornecendo informações que possam ajudá-lo no seu dia a dia. Espero que vocês possam desfrutar de muitos dias felizes juntos. Um grande abraço para os dois! E muito obrigado por me escrever e me contar sobre sua experiência 🙂

      Responder